where are Michael Kors bags made

julio 4, 2017

La colaboración de Stella McCartney con H&M where are Michael Kors bags made comenzó de la mejor manera posible: con polémica. Kate Moss acababa de aparecer consumiendo cocaína en la portada de un tabloide británico y, en un acto de hipocresía que no conocía precedentes, el mundo de la moda le dio la espalda. La campaña que había realizado para la colección se anuló pero, a pesar de ello, las ventas fueron un éxito y generaron auténticas batallas campales. Como H&M todavía no había instaurado unas ‘normas’ de entrada a la tienda, medios como el New York Post narraban enfrentamientos físicos entre las clientas o episodios como el de una tienda de Suecia en la que una mujer desvistió totalmente un maniquí del escaparate. Además, se rumoreó que la diseñadora había cobrado un millón de dólares por su trabajo.

La mismísima Donatella se encargó de que su colaboración fuera una de las que más expectación creara. En la semana de la moda de Milán salió con el vestido estrella de la colección puesto, uno negro con tachuelas, y se encargó de que Kanye where are Michael Kors bags made West llevara una de las sudaderas para ir al desfile más importante y mediático del mundo: el de Victoria’s Secret. Además, protagonizó una de las mejores campañas de H&M hasta la fecha en la que se vanagloriaba de su estatus de celebridad estrambótica y creaba clones a su imagen y semejanza. Las prendas femeninas, reinterpretaciones de algunos vestidos de su hermano Gianni, se vendieron en minutos y fue la primera en incorporar prendas para el hogar. A Donatella pareció gustarle la experiencia y al año siguiente diseñó una colección crucero para la cadena sueca.

where are Michael Kors bags made Maison Marqué?”, dijo más de uno al escuchar quién sería protagonista de la nueva joint-venture de H&M en 2012. Pero aquella no fue una colección concebida como una superventas, sino como un homenaje a una de las marcas más transgresoras y enigmáticas de la moda. Recreó algunos de los diseños míticos de la casa belga y muchos de ellos, como el abrigo hecho de algo parecido a un edredón nórdico, se quedaron en las perchas hasta que llegaron las rebajas. Eso sí, hizo mucho más mediática una maison que, tras años sin dar a conocer a ninguno de sus diseñadores creativos, ha apostado por el efectismo (otra vez) contratando a John Galliano.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.