Michael Kors selma mini

julio 6, 2017

La Catedral de Málaga también se vio afectada por la fuerte tromba que cayó esta madrugada. Y es uno de los 456 rayos que cayeron en Málaga fue a parar al reloj del templo y lo paró a las seis menos cinco de la mañana, por lo que requerirá una reparación.Además, la fuertes precipitaciones provocaron que las goteras regresaran al interior de la Catedral de Málaga como ya lo hicieron en la jornada dominical del pasado 4 de diciembre. Michael Kors selma mini El agua se ha filtrado por los mismos puntos que en aquella ocasión. La mayor entrada del líquido elemento se ha registrado en la nave sur del templo, junto a la puerta de la calle Postigo de los Abades, donde se han colocado una decena de cubos. Esta zona de la basílica ha sido acotada con bancos para que el público no pase por ella.

 El otro punto con una mayor afección está junto a la puerta de la fachada principal situada más al norte, frente a la capilla de San Sebastián. Aquí el agua cae del techo y gotea sobre uno de los canceles interiores de madera que se instalaron hace varios años. Michael Kors selma mini Ese goteo incesante hace que el agua penetre la madera y caiga al suelo, donde se han formado varios charcos.Una de las tradiciones de la Semana Santa más respetadas por los malagueños es la liberación de un preso por parte de la Cofradía de El Rico. Esta famosa y romántica costumbre se remonta al reinado de Carlos III. Por entonces, según cuenta la leyenda, una epidemia de peste noqueó a la ciudad andaluza y las imágenes se quedaron sin hombres suficientes que las procesionaran, lo que provocó que fueran los reos de la prisión provincial quienes cargasen con los titulares de la hermandad. Tras la procesión, uno a uno, sin ninguna ausencia, los presos volvieron a la cárcel por su propio pie.

Michael Kors selma mini Aquel gesto fue el inicio de esta emocionante tradición, que se ha mantenido con el paso de los años. Existe, sin embargo, una curiosa y excepcional anécdota en torno a este hecho. Un año, cuenta una historia transmitida de forma oral entre los hermanos de la cofradía y rescatada por José María de las Peñas, se rompió el protocolo por el que el preso liberado desfila junto a la comitiva de El Rico hasta su encierro. El indultado de aquel año, cuya fecha exacta se desconoce, había iniciado la marcha tal como ordena la tradición. Se había despedido del director de la cárcel con un sentido abrazo y, con el cirio de penitencia, comenzó a procesionar junto a la imagen de El Rico.Poco después de haber empezado el recorrido, el hermano mayor se percató de que le faltaba su reloj de bolsillo. Los guardias que acompañaban la procesión registraron entonces al preso liberado, que resultó tener el reloj hurtado en uno de sus bolsillos. Fue el único año que El Rico recorrió las calles de Málaga sin su liberado, que enseguida fue enviado de nuevo a la cárcel.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.