Michael Kors outlet

Abril 20, 2017

Esto, mejor lo dejados para el nivel medio-avanzado. Gracias. © Nike

Sí, tal vez tus amigas te hayan puesto la cabeza como una zambomba contándote lo que mucho que mola correr, lo fácil que es y lo rápido que ves resultados. Y es verdad, pero siempre hay un primer día. Y un segundo y un tercero. Y os juro que de fáciles no tienen nada. Si nunca has corrido, más allá de lo detrás del autobús, lo más probable es que tu cuerpo se cierre en banda, te canses, resoples, te falte el aliento y hasta te entren ganas de vomitar. Métete en la cabeza dos palabras: fondo y ‘caco’.El fondo de una runner es un corazón preparado para bombear fuerte durante muchos minutos seguidos sin colapsar (vamos, fuerza aeróbica) y unos músculos fuertes. ¿Y eso cómo se consigue? Pues, con el ‘caco’ que no es un señor amigo de lo ajeno, es decir, el acrónimo de caminar-correr. En tus primeras salidas corre dos minutos y camina otro; luego serán cinco corriendo y uno caminando… En pocas semanas te sorprenderás de lo mucho que puedes correr sin ahogarte. Palabra de runner.

Sí, amiga. El entrenamiento es un proceso de meses (tu abuela lo resumiría con aquello de que ‘no se ganó Zamora en una hora’). No es necesario correr hoy como si te persiguieran los infectados de 28 Días Después. Si solo te calzas las zapas una vez a la semana y ese día te empecinas en darlo todo (en tiempo y velocidad) lo más probable es que acabes con agujetas hasta en las pestañas.Lo sensato es salir a correr tres o cuatro veces por semana, alternar días en los que corres muchos kilómetros a ritmo suave con otros de poco kilometraje a buen ritmo, días de series (tramos en los que corres 100 ó 400 metros ‘a puto tope’ – frase mítica del conocido atleta olímpico Chema Martínez- con tramos de recuperación), cuestas… Y, sí, tu p*** tope, está muy lejos del de Chema Martínez. Da lo mejor de ti pero sin matarte. Mañana habrá más kilómetros para correr.

De entrada, olvídate de las camisetas cutres de algodón con algún motivo publicitario. Si no te las pones para salir a la calle, ¿por qué demonios van a valer para correr? Búscate una camiseta y unas mallas técnicas, que transpiren bien y no acumulen sudor (las tienes en todas las marcas caras o, más asequibles, en Decathlon). Los calcetines deben ajustarse al piey absorber bien el sudor. Si no, acabarás con ampollas. ¿Manga larga o corta? No se trata de congelarse al salir de casa pero peor es tener que correr recocida de calor. Y ese es un error habitual de novata: te forras antes de salir de casa y con las primeras zancadas sudas,generas calor y acabas tu carrera con ganas de hacer un striptease con tal de quitarte ropa.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.