Michael Kors katy mills

Junio 14, 2017

El grupo catalán de perfumería volvió a pisar el acelerador en 2016 con el objetivo de alcanzar los 2.000 millones en 2017. En el último ejercicio, la empresa elevó su facturación un 9%, y su beneficio neto atribuido fue de 23%, hasta 155 millones de euros.Las ventas netas de la compañía se situaron en 1.790 millones de euros, frente a los 1.645 millones de euros del ejercicio anterior. El beneficio antes de impuestos ascendió a 215 millones de euros, un 19% más.Aunque Puig continúa siendo eminentemente un grupo de perfumería, la compañía ha tomado posiciones en los últimos años en el negocio de la moda hasta convertirse en un pequeño gigante del sector, con marcas como Paco Rabanne, Nina Ricci, Carolina Herrera o Jean Paul Gaultier.

Su historia se remonta a 1914, cuando Antonio Puig puso en marcha una empresa distribuidora de marcas británicas y francesas de cosméticos. Ocho años después, el grupo comenzó también a producir, con el lanzamiento de un lápiz de labios primero y de un perfume después.En 1959, el grupo dio un pie fuera de las fronteras nacionales con la creación de su primera filial internacional en Estados Unidos. Ya bajo el control de la segunda generación, Puig firmó una licencia con el diseñador Paco Rabanne para, poco después, hacerse con la marca. En 1988 inició también una colaboración con Carolina Herrera, marca que también terminaría adquiriendo siete años después.

El grupo continuó engrosando su cartera con la compra de Nina Ricci, Myrugia y Gal. En 2004, Marc Puig, actual consejero delegado, tomó las riendas de la compañía, cuando el grupo se enfrentaba a la caída de las ventas y el descenso de la rentabilidad. En esta nueva etapa, el grupo ha reforzado su desarrollo internacional y ha continuado apostando por las adquisiciones, con la absorción de Jean Paul Gaultier, la compra de las perfumerías de nicho L’Artisan Parfumeur y Penhaligon’s y la entrada en el capital de EB Florals.Pero la operación más importante fue la compra del 25% de Sociedad Textil Lonia, entonces en manos

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.