Michael Kors galerii mokotów

agosto 15, 2017

Un buen ejemplo son las pulseras Altruis X diseñadas por la marca Vinaya. Estos brazaletes se comercializan en diferentes colores y materiales pero todos con una característica en común: están conectados al móvil. Además de pulseras, Vinaya fabrica anillos, collares o brazaletes que mediante pequeñas vibraciones alertan al usuario de llamadas y notificaciones importantes.El brillo es la características más llamativa de las joyas Swarovski, pero ahora también pueden presumir de conectividad. Gracias a una colaboración con Misfit, compañía que fabrica wearables, la conocida marca de joyería ha lanzado dos pulseras que mediante la tecnología del cristal Activity Crystal es capaz de medir la actividad diaria y el sueño.Intel también ha apostado por la joyería con el lanzamiento de Mica, un brazalete inteligente que está disponible en dos acabados, uno con una joya de ojo de tigre de Sudáfrica, y otra adornada con perlas de China y lapislázuli de Madagascar.

La relojería más tradicional también se ha fijado en la tecnología para sus piezas de alta gama. La marca de relojes de lujo TAG Heuer, gracias a la colaboración con Intel y Google, ha presentado su nuevo dispositivo inteligente. Con un estilo informal, el smartwatch de la firma funciona con Android y presume de diseño.Por su parte, Michael Kors ha lanzado toda una gama de joyería inteligente donde destacan los relojes para hombre y las pulseras, los anillos y pendientes para mujer.Esta calle, demandada por las firmas de moda, busca convertirse en un referente en los ejes comerciales con un estilo similar al del barrio londinense.El mercado de arterias comerciales en Madrid tiene un nuevo protagonista: la calle Fuencarral. Situada estratégicamente entre la concurrida calle de Gran Vía y el barrio de Malasaña, Fuencarral ha experimentado un notable crecimiento comercial desde su peatonalización en 2009, consolidándose como uno de los ejes comerciales de la capital.”Es una de las zonas más demandadas por los operadores de moda, que la han convertido en una zona asimilable al Soho de Londres”, explica Íñigo Gutiérrez, senior advisor de la consultora inmobiliaria Catella.

Así, en los últimos meses, esta calle ha protagonizado más de una decena de mudanzas, de firmas de moda principalmente. “Son marcas enfocadas al público de la zona, no son firmas tan populares y grandes como las que buscan un local en Gran Vía. Hay una gran variedad: desde los más pequeños y locales, hasta los que son reconocidos y están presentes en la mayoría de las calles comerciales. También hay marcas que no pueden instalarse en Gran Vía por el nivel de rentas o la escasa disponibilidad que hay, pero que necesitan estar presentes en uno de los mejores ejes comerciales de la ciudad”, señalan desde Catella.”El target de marcas que se instalan Fuencarral es mayor que el de Gran Vía, lo que se refleja en el primer tramo de la calle donde aparecen marcas como Michael Kors, Maje, Calvin Klein, Levi’s, Pepe Jeans… En lo que coinciden es que todas ellas son marcas orientadas a un público joven”, comenta Sara Romero, responsable de Retail en Ascana.Entre las últimas mudanzas, destaca la operación de Scalpers. La marca española de moda masculina ha inaugurado su sexta tienda en Madrid (su primer establecimiento en la capital se abrió en Jorge Juan, en plena Milla de Oro y también está presente en córners dentro de El Corte Inglés) en el número 53 de la calle Fuencarral. Este local, de 230 metros cuadrados de superficie, estaba anteriormente ocupado por la marca italiana de zapatos Geox.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.