Michael Kors cotizacion

mayo 16, 2017

2013 marcó el punto de ebullición: “Necesitaba reconstruirme de alguna manera. Al margen, estaba lesionada. Pero sobre todo me preguntaba: ‘Bien, ¿cuál quiero que sea mi futuro? ¿Dónde puedo ser realmente feliz?’ La vida es una sola…”.Con 23 años, Bacsinszky hacía a un lado el tenis: “A mí siempre me interesó todo lo que tiene que ver con hoteles, caterings y restaurantes. Entonces decidí probar con eso. Realmente sentía que era lo que quería hacer. Así entré a hacer una pasantía en un hotel cinco estrellas. Y me encantó, para ser honesta”.”No se me pasaba por la cabeza volver a jugar al tenis -siguió-. Hasta que un día recibí un mail de la WTA para avisarme que estaba en la lista para Roland Garros. Y era la primera vez en mi vida que tenía la posibilidad de elegir: o quiero jugar al tenis o quiero mantenerme al margen”.

Timea decidió ir: “Hablé con mi jefe y le dije: ‘Mañana no puedo venir, voy a jugar Roland Garros’. Me subí al auto, manejé cinco horas desde Lausana a París. Y en ese viaje me di cuenta de muchas cosas. Fue una experiencia reveladora. Después de eso llamé al que hoy es mi coach, le dije que quería volver a jugar”.Pero la verdadera prueba estuvo en el volver a empezar: “Fue difícil porque ya no tenía dinero para manejarme en el circuito y estaba obligada a tener buenos resultados. Incluso este año, en febrero fui a jugar un torneo de 15 mil dólares a Estonia. ¿Para qué? El torneo logré ganarlo, pero en la semana me iba a tres sets con chicas rankeadas 500. Es complicado, pero hay que mantener la humildad. Pasar todo eso me fue haciendo fuerte y poco a poco fui recuperando este lugar”.

Muchos se preguntaban qué llevó a Carlos Berlocq a jugar un Challenger después de más de dos años aun con su buen ranking. Se podría pensar en una falta de confianza para jugar en la gira asiática para decidir jugar el Challenger de Porto Alegre. Pero esto suena errado teniendo en cuenta que en 2013 sumó tres victorias en Oriente alcanzando octavos de final en el ATP 500 de Tokio y en el Masters 1000 de Shanghai.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.