Michael Kors c-1005

mayo 17, 2017

Sin embargo, a pesar de los flashes, Wozniacki mantiene su ritmo de vida. Y en Flushing Meadows lo dejó en claro al olvidarse el cheque del premio, según reportó The Wall Street Journal, y al ser parte de la semana de la moda en Nueva York, donde mostró al descubierto su fascinación por el diseñador Michael Kors y agradeció abiertamente -y lo llevó a cabo- la necesidad del cambio de look en el pelo sugerido por Anna Wintour, editora de la revistaVogue en Estados Unidos.Hoy, vestida por Adidas, empresa a la que volvió desde Nike en épocas de juveniles por ser la primera que creyó en ella, y acompañada de cerca por Babolat y Rolex, Wozniacki le resta importancia al costado oneroso del deporte. “Ella es indiferente sobre sus finanzas. Ni siquiera controla sus cuentas bancarias”, marcó su agente John Tobias, en declaraciones reproducidas por la misma publicación. “Tengo lo suficiente para comer y comprar lindos zapatos. Para mí se trata de la cancha y los trofeos. Yo no estoy motivada por el dinero”, resaltó la danesa.

Wozniacki se rige por el corazón y sus gustos. Las propuestas de auspicios se empiezan a multiplicar, pero ella se encarga de señalar el camino. No le interesan contratos porque sí, sino que le busca un sentido en su ser. Y una empresa ya picó en punta, parece. De la mano del suizo Roger Federer, una marca líder del mercado le acercó a su locker en el US Open un chocolate como presente, sabiendo de su devoción por el producto. Efecto de inmediato. “Quiero un trato con algún chocolate”, dijo al instante la danesa y, entre risas, agregó: “No hay necesidad de dinero”.

Siete meses después, Bob y Mike Bryan volvieron a pisar una cancha de béisbol con raqueta en mano. Pero esta vez, con menos presiones. En febrero, los hermanos fueron parte del cruce de Copa Davis ante Gran Bretaña, en el estadio de los San Diego Padres. En esta ocasión, con el título N°100 todavía fresco, hicieron escala en Los Ángeles para ver el triunfo de los Dodgers ante los San Francisco Giants por 9-1, que les aseguró el título del Oeste.”Nos gusta este deporte y es lindo pasar un momento con los jugadores. Es divertido y así cambiamos un poco de escenario”, dijeron los hermanos, quienes lanzaron, con sus raquetas, pelotas de tenis al público. Además, aprovecharon para conocer a dos leyendas del básquetbol de la NBA, como Magic Johnson y Elgin Baylor.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.