Michael Kors abrigos

mayo 4, 2017

“Ni tanto ni tan calvo” es una de las frases más aplicadas de la sabiduría popular. Los extremos nunca son buenos y, aunque pueda parecer que la moda brinde muchas veces por el más es más, la máxima se aplica en este sector de la misma forma que en el resto del universo. Quizá por eso ahora, cuando ya nos hemos bajado de los 12 centímetros de tacón y hemos abusado -quizá en exceso- del auge de las sneakers, es el tacón medio por el que diseñadores, it girls y adeptos a la industria en general beben los vientos.Sí, lo sabemos, los midi heels pueden parecer tan ‘de abuela’ como la frase con la que se abre este tema (de hecho, a este tipo de zapato ya se le ha bautizado como ‘granny/grandma shoe‘), pero si Alexa Chung o Dakota Johnson lo lucen a lo largo y ancho del mundo, es que el acierto con ellos está más que asegurado.En esta galería, 15 pares para convencerte de que el tacón medio, cuadrado y con cierto aire sesentero debe ser la próxima incorporación a tu armario otoñal:

Por definición la Navidad es brillo , y de poco sirve resistirse. Dicho esto, abordemos la peliaguda cuestión del ‘¿qué me pongo?’ cuando se plantea por delante todo un mes de celebraciones: desde la reunión con la empresa, hasta la cena del amigo invisible con las compañeras de la universidad, pasando, como no, por las comilonas con la familia (también la política).Tomando como inspiración los centelleos típicos de la temporada, un toque de purpurina sirve, muy socorridamente, para transformar cualquier look en otro de apariencia más festiva. El detalle puede venir por el maquillaje (lo hemos visto en los desfiles de Versace, Burberry o Kenzo) o por un accesorio (léanse zapatos, bolsos de mano o pendientes XL).

Valga la redundancia, pero funciona especialmente bien el negro: como básico al que recurrir y aderezar con alguna pincelada. Por ejemplo, partiendo de un buen pantalón que se combina con blusas, americanas y hasta bombers de lentejuelas. Un blazer, que se coloca sobre una falda metalizada, sobre unos pantalones cropped y hasta sobre el siempre imprescindible vaquero. También, el vestidito negro, que este año se actualiza gracias a grandes pendientes y zapatos joya.No podemos olvidar un factor que influirá a la hora de escoger modelito: la gélida temperatura que hace que, en principio, nos olvidemos de minivestidos o sandalias. Sin embargo, estos pueden recuperarse sobre medias tupidas o jerséis de cuello vuelto en lana. ¿Encima de todo? Una biker de cuero, un kimono de seda o un abrigo de lana de corte clásico, que trabaja igual de convenientemente para un roto que para un descosido.Por último, y si se quiere añadir el toque de tendencia de este otoño, se puede recurrir a alguna de las piezas de terciopelo que esta temporada invaden cualquier tienda que se precie: trajes, vestidos, bodies.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.