Michael Kors france
Uncategorized / octubre 21, 2017

Nada más aterrizar le llegó su primer encargo: su amiga Carla Royo-Villanova, que iba a casarse con Kubrat de Bulgaria, le pidió que diseñara su vestido de novia. “Hoy lo pienso en frío y creo que fui un chalado por aceptar”, dice con cierto aire de parodia. “Carla podía haber ido hecha un adefesio. Fuimos un poco inconscientes”. El resultado fue un diseño de algodón adamascado con cuerpo en forma de corsé renacentista, que se convirtió en un clásico y salió en todas las portadas. Otro “bombazo”, la palabra que repite a menudo para describir sus éxitos. “Vi que había un hueco, que quizá era mi camino, y monté mi taller de vestidos de novia”. De eso hace hoy 20 años. Le pregunto si sus padres vieron mal en algún momento que quisiera ser modisto, él, un chico de buena familia hijo de un importante empresario. “Mi acercamiento a la moda fue algo muy lento, una evolución”, responde.“No hay una anécdota concreta. Me imagino que influyeron mi madre, siempre elegantísima, clienta de las Molinero, y mi abuela, con su modisto en Roma y su zapatero a medida.Me gustaba mucho dibujar. Podía haberme encaminado a la arquitectura, al diseño industrial o…