ipad 3 Michael Kors case
Uncategorized / agosto 31, 2017

No fue el primer diez. Ni siquiera fue su primer diez. Pero la imagen del solitario 1.00 en el Swiss Timming del Montreal Forum es tan poderosa que la realidad no se molesta en arruinar una bonita historia. El primer diez lo había recibido meses atrás en la American Cup, una competición intrascendente que no parecía digna de pasar a la historia del deporte, aunque sí pasó a la historia personal de Nadia. En ese campeonato conoció al hombre con el que se casaría 20 años después, el también gimnasta Bart Conner.Pero el 18 de julio de 1976 no hay matrimonio en el horizonte de Nadia. Sólo tiene catorce años y ha llegado a los juegos con la vitola de campeona de Europa y un runrún en el ambiente que habla de un potencial desmesurado. Nadia llegaba a Montreal como una promesa y se despediría como un icono gracias a una rutina de asimétricas en la que su cuerpo formó ángulos de cartabón que colocaron la puntuación perfecta en un reloj que sólo había sido programado para juzgar a los humanos y que desconcertó a un público que pasmado tardó varios segundos en interpretar aquel dígito inesperado. Y no lo…